Como empresa de instalación de calderas en Pinto, no sólo queremos ofrecerte los mejores modelos, si no también darte información útil sobre ciertos aspectos de las calderas. Es por ello, por lo que en este artículo te vamos a dar información importante sobre el mantenimiento de este aparato.

Las calderas son uno de los equipos más importantes de nuestra vivienda, sobre todo en los meses de invierno. Es por ello, por lo que nosotros como empresa de instalación de calderas en Pinto también nos encargamos de realizar sus pertinentes revisiones. Es importante que sepas, que dentro del mantenimiento de una caldera, está la revisión y la inspección, que no son lo mismo.

En la revisión, la finalidad es constatar el funcionamiento correcto de la caldera en términos de eficiencia, calidad y seguridad. Además de esto, comprobamos el tiempo útil de vida del equipo. Lo recomendable es siempre contactar con el Servicio Técnico Oficial del fabricante. De esta manera nos podrán asesorar directamente, ya que son los que más conocen las características técnicas de sus aparatos y suelen saber de primera mano los problemas más típicos que puedan darse y sus soluciones. Además, son los que nos proporcionan los recambios originales de la caldera, en el caso de que la avería sea tan grave y necesite una reparación.

La revisión de la caldera del gas varía en función de las características específicas de cada una y se encargan de comprobar el buen funcionamiento de la caldea en sí. La mejor forma de llevarlas a cabo es siguiendo las instrucciones del fabricante en su manual de mantenimiento. Sin embargo, también hay otras alternativas como contratar técnicos particulares homologados o acudir al servicio que proporcionan las propias distribuidoras

Es importante remarcar, que cuando las instalaciones sean de más de 70 kW, debemos tener un contrato de mantenimiento con una empresa que llevará a cabo las revisiones con la periodicidad que establece la normativa vigente

Por último, cabe destacar en cuanto al tiempo de cada revisión que el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) establece que las revisiones de la caldera se deben de realizar cada 2 años. Por otro lado, la revisión obligatoria de los calentadores de agua es cada 5 años. En cuanto a las calderas de gasóleo, su revisión ha de ser anualmente. Todos estos tiempos se verán reducidos si el fabricante lo especifica.

En APM Soluciones Energéticas llevamos más de 30 años dedicándonos a la venta e instalación de calderas. Si quieres recibir información más detallada sobre nuestros servicios, solo tienes que contactar con nosotros. ¡Te esperamos!