Si tienes que renovar tu sistema de climatización en casa y buscas profesionales en la instalación de calefacción en Parla, hay una pregunta clave que pueden realizarte: ¿qué tipo de caldera tienes?

Aunque resulte extraño, hay personas que no tienen muy claro de si su sistema se trata de una caldera, de un calentador o incluso de un termo eléctrico. Hoy vamos a detallar sus diferencias.

La principal diferencia entre una caldera, un calentador y un termo eléctrico, es la función. Mientras que el calentador y el termo eléctrico se encargan de forma exclusiva de proporcionarte agua caliente sanitaria (ACS), la caldera, como ya dijimos con anterioridad, puede ser para agua caliente, para calefacción, o puede tener una función mixta.

Mientras que el termo eléctrico funciona, como su propio nombre indica, por electricidad, la caldera y el calentador pueden tener varias fuentes de alimentación. Atendiendo a la fuente de alimentación podemos hablar de combustión o eléctricas. El combustible que quema para el funcionamiento de la caldera o el calentador puede ser un gas, como el butano, el propano, o el gas natural. Además podemos encontrar calderas de combustible líquido, gasóleo, o sólido, como pellets, o carbón, entre otros.

Si nos atenemos al sistema eléctrico, la caldera proporciona agua caliente al instante. Se dice que los calentadores proporcionan agua caliente ilimitada pero tienen un límite de producción de litros por minuto que varía según el modelo. Mientras, el termo eléctrico dispone de una cierta cantidad de agua caliente lista para consumo. Una vez agotada, el tiempo de recuperación del agua caliente en el termo oscila entre 1 y 3 horas.

En APM Soluciones Energéticas somos especialistas en ayudarte a conseguir una temperatura perfecta en tu hogar, ya sea con la instalación de aire acondicionado o con la instalación de calefacción en Parla. Llámanos.